Plataforma para vender tu producto

Cuando tu producto esté listo, tendrás que elegir una plataforma que te permita realizar las ventas. En el caso de los infoproductos, te recomendamos que elijas alguna que tenga las siguientes características:

Permita que tengas una página de ventas personalizada generada en la propia plataforma o una página de ventas externa e integrada. Mayoristas online

Almacene los productos en un servidor confiable;
Maneje los pedidos de compra;
Realice toda la parte del pago de manera automatizada;
Permita que tus clientes compren en diferentes monedas;
Entregue el producto automáticamente después del pago;
Tenga un área de miembros, si tu producto es un curso online;
Permita que tengas afiliados que promocionen tu producto y aumenten tus ventas;
Posea un equipo de asistencia a tus clientes;
Tenga diseño responsivo (que funciona bien en tablets y smartphones);
Tenga un embudo de ventas;
Presente informes para que puedas acompañar tu progreso.

Todos estos beneficios permitirán que no tengas que preocuparte con la parte técnica del negocio, solo con la creación de tu producto y con las ventas. Venta al por mayor

Y obviamente, lo ideal es elegir una plataforma gratis, sin tasa de adición ni mensualidades. Con Hotmart, por ejemplo, solo pagas un porcentaje del valor de tu producto cuando realizas una venta. Lotes al por mayor

Cómo vender sin stock de productos

Dropshipping es la venta sin stock. Aprende sobre el negocio de dropshipping como método de venta sin stock en este artículo.

Decidirse por crear un negocio basado en el método del dropshipping, significa una alternativa para la mayoría de la gente para crear empleo. Este método permite poder vender sin tener un almacén, lo cual se requiere solo unos gastos mínimos y permite al empresario centrarse en sus clientes.

Que es el drop shiping y cómo vender sin stock

Con el método de venta de dropshipping, podrás vender con tu tienda online sin tener stock, podrás vender mediante una tienda online o directamente en eBay, y podrás ejecutar tus actividades laborales desde el ordenador de tu casa, sin necesidad de alquilar una oficina o local.

El dropshiping es simplemente un acuerdo entre tú y el fabricante o mayorista online del producto que vendes, el cual no te envía el producto a ti o a tu almacén, sino directamente a tus clientes. Además, el proveedor es el encargado de enviar los productos utilizando tus etiquetas de envío con el nombre de tu empresa, la dirección y el logotipo en lugar de los suyos. El producto llega a la casa del cliente a los pocos días, tal y como tengas acordado con tu empresa de transportes. Puedes ver un listado de proveedores dropshipping españa en este enlace.

Ventajas el dropshiping

Las ventajas que ofrece el método de venta de dropshipping son muy numerosas. Principalmente, te evita el desembolso inicial de comprar un stock de productos para que luego los tengas que vender a tus clientes. Si eres como la mayoría de las personas que inician un negocio pequeño, probablemente no tienes dinero extra o presupuesto para hacer compras al por mayor. Por lo tanto, es mejor el poder evitar un gasto extra en comprar un stock que luego tal vez no puedas ser capaz de vender.

También puede darse el caso de que el producto que vendes, de repente se convierte en anticuado, obsoleto, o simplemente no está ya de moda: te evitarás tener un almacén lleno de productos que nadie va a comprar. Muchos minoristas online se ven obligados a ofrecer descuentos profundos (y teniendo enormes pérdidas) de productos viejos sólo para sacarlos de sus casas para hacer sitio a más inventario.

También puedes tu contratar los servicios de una mensajería, algunas especializadas en el método dropshipping, pudiendo enviar al mensajero desde tu PC.

Podrás añadir nuevos productos al instante. Puesto que no tienes que preocuparte de la adquisición de stock, puedes agregar productos a tu tienda online en cuestión de unas pocas horas. Tu fabricante o proveedor te irá indicando su stock periódicamente, por lo que podrás comprobar las existencias al instante y realizar los ajustes necesarios en tu escritorio de tu tienda online.

Conclusión: optar por este método de mercado es todo ventajas, haciendo que te centres en venta de stock y publicitar tu tienda online, olvidándote de otras tareas y permitiendo que no inviertas dinero ni tengas pérdidas.

La función mayorista

El comercio mayorista se caracteriza por adquirir productos a fabricantes y otros mayoristas y distribuirlos a otros mayoristas, distribuidores, minoristas e incluso a fabricantes, pero no a los consumidores finales.

Tipo de producto

En España, Administración (DGCI) clasifica la actividad mayorista en 7 ramas:

Agricultura y alimentación.
Textil, confección y calzado.
Droguería, farmacia y hogar.
Vehículos y accesorios.
Artículos de consumo duradero.
Comercio interindustrial.
Otro comercio al por mayor.

La industria farmacéutica se encuadra en el tercer apartado, y está definida como el sector que se dedica a la fabricación y preparación de productos químicos medicinales para la prevención o tratamiento de enfermedades.

Relaciones de propiedad

Los mayoristas pueden ser empresas independientes o mantener relaciones de propiedad con otros miembros del canal (productores o distribuidores).

En España, el sector de la distribución farmacéutica está muy fragmentado en comparación con otros países, si bien en los últimos años está experimentando un importante proceso de consolidación a través de fusiones y adquisiciones. Esta situación es el resultado del importante papel que desempeñan el tamaño y la cobertura geográfica.

La distribución farmacéutica nacional es, en gran medida, propiedad de los farmacéuticos. Este tipo de propiedad afecta no sólo a las cooperativas, sino también a los distribuidores constituidos como sociedades anónimas.

No obstante, salvo situaciones excepcionales, el accionariado de los distribuidores farmacéuticos está muy fragmentado, pues existe una firme separación entre control y propiedad. En general, el farmacéutico está claramente desvinculado de la gestión, lo que unido a su participación minoritaria hace que se den dos aspectos importantes: participación con riesgo limitado y reducida capacidad individual de control frente a posibles opciones de compra de terceros.

Localización del producto

En general, y según la ubicación del producto, los mayoristas pueden localizarse en origen o en los lugares de producción, o en destino o en los lugares de consumo.

En el caso de la distribución farmacéutica española, y dado el número de operadores existentes en el mercado que se encuentran repartidos por todo el territorio nacional, nos encontraríamos con una figura mixta, dada la proximidad con el laboratorio productor y con el colectivo minorista.

Tipo de actividad

Los distintos distribuidores en el mercado de la distribución farmacéutica compiten entre sí o mantienen acuerdos de cooperación materializados en forma de centrales de compra.

Sin embargo, si bien todos los distribuidores que operan en el mercado pueden suministrar tanto productos financiados por la Seguridad Social (SS) como otros productos que pueden no estar sometidos a márgenes oficiales (especialidades publicitarias, parafarmacia, instrumentos médicos…), la actividad principal de algunos distribuidores es el suministro de fármacos financiados por la SS, mientras que otros se centran en la distribución de otros productos como principal actividad.

Pero, en este panorama, empieza a tener un peso significativo la venta directa que realizan distintos laboratorios farmacéuticos por la demanda positiva de muchas farmacias, grupos de compras o cadenas virtuales. Esta importancia es tal que algunos laboratorios cifran ya en el 30% sus ventas directas a oficinas de farmacia.

Por último, cada vez adquiere mayor relevancia la actividad que desarrollan los operadores logísticos integrales que permiten la recogida, distribución y almacenamiento de productos farmacéuticos, parafarmacéuticos y quirúrgicos a almacenes, hospitales y oficinas de farmacia.

Un elemento clave en el fortalecimiento de la actividad que lleva a cabo este último tipo de operadores es la constante implementación de la tecnología en todos sus procesos operativos. De esta forma pueden ofrecer la distribución farmacéutica en hospitales, farmacias y mayoristas. Con ello, se puede ofrecer un importe ahorro en costes y un aumento de la productividad para así cumplir con las demandas en calidad y tiempo que exigen tanto los laboratorios farmacéuticos como las oficinas de farmacia.

En los próximos años, el papel de los operadores logísticos integrales va a ser mayor, en parte debido a la desconfianza que están creando en el mercado la aparición de nuevos canales de distribución, como son las exportaciones paralelas o la posibilidad de adquirir determinados productos sin la existencia de intermediario alguno (internet). Además, la posibilidad de que los laboratorios farmacéuticos puedan beneficiarse de los conocimientos de estos operadores, a la vez que externalizar funciones y reducir costes, reforzará su papel en el mercado.

Por último, cabe destacar el interés que muchos farmacéuticos tienen por probar las posibilidades de compra directa que ofrece la industria farmacéutica: unos a través de las agrupaciones de farmacias (con el objetivo primero de comprar conjuntamente) y otros de forma directa por su alta capacidad en términos de volumen de venta.

Propiedad o posesión de los productos

La mayoría de los mayoristas son propietarios por compra de los productos que distribuyen. No obstante, hay determinadas figuras que pueden tener únicamente la posesión de los productos o, incluso, los que sólo actúan por cuenta del vendedor:

Broker. Pone en contacto a productor y comprador. Se trata de un intermediario neutral cuyo principal objetivo es asesorar en la negociación comercial. Generalmente actúa como representante de la parte vendedora, que es quien suele contratar y pagar sus servicios.

Agente comercial o representante. Actúa como intermediario entre el fabricante y el minorista. Suele tener una relación estable y a largo plazo con el fabricante, cobrando una comisión por las ventas realizadas.

Comisionista. Se trata de colaboradores con carácter eventual que reciben una compensación económica por los servicios prestados.
Cabe destacar el interés que muchos farmacéuticos tienen por probar las posibilidades de compra directa que ofrece la industria farmacéutica: unos a través de las agrupaciones de farmacias (con el objetivo primero de comprar conjuntamente) y otros de forma directa por su alta capacidad en términos de volumen de venta

Distribución drop shipping

Se trata de un modelo de venta online en el que el vendedor (normalmente una tienda online pura) promociona el producto y recoge los pedidos, pero en lugar de mantener un stock y gestionar los envíos, pasa los pedidos al mayorista (tu empresa) para que éste los entregue. El mayorista se encarga de gestionar el stock, realizar los envíos y recoger las devoluciones. El vendedor realiza la venta y lleva la relación con el cliente.

Este modelo permite al mayorista abrir muchos puntos de venta, en tiendas que van a promocionar sus productos de manera activa. El vendedor no tiene que invertir en almacén (instalaciones y personal) ni mantener un stock. La posibilidad de la venta se abre a todo un colectivo nuevo de emprendedores y detallistas que de otro modo no podrían entrar en tu mercado.

La distribución drop-shipping requiere que tú, como mayorista, puedas realizar varios procesos clave:

Facilitar un catálogo completo, con información suficiente de todos los productos.
Proporcionar información periódica de stocks y precios.
Recoger los pedidos en formato electrónico, de manera automática.
Realizar la entrega, y confirmarla al vendedor junto con el código de seguimiento del transportista.
Recibir las posibles devoluciones y comunicarlas al vendedor.
El vendedor, por su parte, debe realizar estos procesos:

Incorporar los productos a su catálogo, a partir de la información que facilita el mayorista.
Promocionar los productos, conseguir la venta y realizar el cobro.
Trasladar el pedido al mayorista.
Mantener al cliente informado, y realizar el servicio post-venta necesario.

¿Que es un Mayorista ?

Se denomina mayorista a un agente intermediario entre fabricantes o productores y empresas minoristas, cuya actividad económica se basa en la compra y venta de productos al por mayor a otras empresas mayoristas y minoristas.

En el nivel más básico de cadena de distribución, el mayorista se encuentra en un punto intermedio entre el productor inicial de un bien o servicio y la empresa minorista que, finalmente, pondrá en el mercado la mercancía para que la clientela acceda a ella.

Es necesario indicar que un mayorista por definición no establece una relación que pueda unir a productores de bienes y servicios y clientes o consumidores finales. Su acción se limita a operar dentro de la cadena de suministro o distribución como agente de compraventa, donde establece su negocio.

Características principales del mayorista

Las principales características del mayorista son:

– Siempre opera en cantidades grandes, tanto en la compra como en la venta.
– Compra dichos volúmenes a productores iniciales (fábricas, agricultores, ganaderos, entre otros) o a otros agentes mayoristas.
– Vende a minoristas generalmente, aunque también puede hacerlo a otros mayoristas e incluso productores.
– Por lo general, en ningún caso se relaciona con el cliente final.
– Son pilares básicos de las cadenas de distribución, pues aportan mayor organización y velocidad de transición en las mismas.

En muchos casos, las empresas mayoristas asumen tareas al margen de la propia compraventa, ya que existen casos en los que este tipo de agentes también se ocupan de realizar labores de almacenamiento, transporte y de transformar las mercancías etiquetándolas, embalándolas o envasándolas de cara a su siguiente venta.

No obstante, en la mayoría de los casos esto es visto como algo negativo, porque al considerarse como agente intermediario añade costes mayores a los productos y, por tanto, disminuyen el grado de rentabilidad que llevan consigo.

Mercado mayorista

Para encuentra los mejores proveedores al por mayor, debe seguir algunos pasos simples:

Busque y encuentre proveedores mayoristas de renombre a través de directorios en línea o sitios como AliExpress.

Haga una lista de sus proveedores favoritos basándose en la reputación de los productos que ofrecen.

Póngase en contacto con cada uno de los proveedores a través de correo electrónico o por teléfono.

Asegúrese de que el primer contacto sea lo más productivo posible. Si alguien no te responde, o es imposible entender lo que dicen, es posible que tengas problemas con la comunicación en el futuro.

Pregunte a cada proveedor mayorista por muestras de ciertos productos. La mayoría de los proveedores mayoristas requieren que pague por sus muestras, por lo que debe decidir sobre un puñado de productos que está casi garantizado vender. Luego, puedes comprobar la calidad de estos productos por ti mismo.

Piense en la negociación para mejores precios. Necesitará un poco de apalancamiento para que esto funcione.

Evite los arreglos de dropshipping al principio.

Muchos propietarios de tiendas en línea comenzarán a comunicarse con los proveedores por teléfono o correo electrónico y descubrirán que esto funciona bastante bien. Realmente no necesita ninguna capacitación de nosotros para hacer esto, ya que todo lo que tiene que hacer es comenzar a investigar a los mayoristas locales y contactarlos sobre su negocio.

Sin embargo, es posible que no sepa exactamente dónde buscar para encontrar proveedores en línea. Por lo tanto, tenemos una lista de varios directorios y tiendas de comercio electrónico que lo conectan con múltiples mayoristas a la vez. Estos son algunos de nuestros favoritos:

AliExpress

Alibaba

Dino Direct

Global Sources

Luz en la caja

También puede considerar algunos sitios web de suministros al por mayor para dropshipping, como Spocket, SaleHoo, AliDropship, o marcas mundiales.

Comparaciones con otras opciones de cumplimiento y venta

Como ya habrá notado, el término venta al por mayor puede confundirse con muchos otros métodos de venta y distribución. Debido a esto, queremos aclarar exactamente cómo las ventas al por mayor se comparan con algunas opciones de cumplimiento similares. Incluso hablaremos acerca de cuándo podrías usar uno sobre el otro.

¿Cuál es la diferencia entre ventas al por mayor y al por menor?

La respuesta básica a esta pregunta es que el propietario de un negocio minorista vende sus productos directamente al consumidor. Esto significa que el minorista normalmente está comprando productos de un mayorista. Las ventas minoristas se realizan en forma de venta a través de una tienda en línea o en una tienda física de venta al por menor.

Por otro lado, un vendedor mayorista tiene minoristas como clientes, que venden sus productos a granel a un precio por unidad más bajo. Esencialmente, el minorista sería considerado un intermediario, ya que acercan el producto al cliente y le brindan la comodidad y el servicio que normalmente se encuentra en una tienda de comercio electrónico o en una tienda minorista.

Las ventas al por mayor y al por menor también difieren de otras maneras. Por ejemplo, el negocio de venta al por mayor gira en torno a la venta de una gran cantidad de productos, lo que a menudo requiere de vendedores inteligentes que estén dispuestos a administrar clientes B2B. Los minoristas se enfocan más en ventas individuales con etiquetas de precio más baratas (cuando decimos esto, queremos decir vender una camisa por $ 20 en lugar de camisas 100 por $ 1,000). El proceso de ventas a menudo es menos engorroso, pero también tienen que tratar con los consumidores ya sea de manera presencial o digital.

¿Cuál es la diferencia entre mayoristas y distribuidores?

Dependiendo de la industria y las compañías en esa industria, estos términos podrían mezclarse para significar cosas diferentes. Sin embargo, los distribuidores, mayoristas y fabricantes deben tener responsabilidades separadas. Los mayoristas suelen ser empresas más grandes que están más interesadas en encontrar posibles compradores minoristas en lugar de fabricar los productos. Los fabricantes, por otro lado, están más interesados ​​en la fabricación de productos, en lugar de pasar por un proceso de ventas tedioso.

Debido a esto, los fabricantes suelen asociarse con un distribuidor. Esto significa que en realidad hay otro intermediario en todo el flujo de ventas. Entonces, un par de zapatos se crearían en un almacén de manufactura, luego el distribuidor saldría y encontraría mayoristas que quisieran comprar esos zapatos a granel. El distribuidor termina con su trabajo hasta el siguiente lote de ventas a un mayorista.

Los mayoristas compran una gran cantidad de artículos directamente de estos distribuidores que representan a los fabricantes. Cuantos más productos compran los mayoristas, más barato es el costo por unidad que tienen que gastar. Como hemos aprendido anteriormente en este artículo, los mayoristas luego se dan vuelta y venden en grandes cantidades a negocios minoristas, ya sea en línea o en forma directa. El mayorista sí incluye un pequeño margen de beneficio, pero no es hasta que el minorista le vende a los consumidores donde vemos un margen de beneficio significativo debido a las ventas de productos individuales.

¿Cuál es la diferencia entre venta al por mayor y Dropshipping?

Hay muchas ventajas y desventajas de la venta al por mayor. También hay muchos pros y contras para dejar el envío. En los siguientes párrafos, veremos los diferentes elementos de cada uno, pero también nos gustaría describir las diferencias básicas que pueden tomar su decisión sobre cómo suministrar sus productos.

En resumen, comprar al por mayor significa que está comprando una gran cantidad de artículos a precios más bajos por unidad. Debido a esto, tiene que encontrar una manera de almacenar esos productos, empaquetarlos y enviarlos a los clientes. Se convierte en una operación mucho más grande que el envío directo, sin embargo, usted ahorra significativamente en el precio por unidad, lo que mejora sus márgenes de ganancia.

Envío de la gota no requiere que usted almacene, empaque o envíe cualquiera de los artículos que sus clientes compran en su tienda. En su lugar, usted se asocia con el proveedor o fabricante que está dispuesto a abandonar los productos de envío. Lo que esto significa es que su empresa configura un sitio web con páginas de productos y módulos de pago para aceptar pagos. El trabajo principal que debe realizar es administrar su sitio web, administrar el soporte al cliente y comercializar a sus clientes. Una vez que un usuario accede a su sitio web y realiza una compra, usted recibe esa orden de compra. Dependiendo de su configuración, es posible que tenga que enviar esa orden de compra a su remitente directo para completar la orden. Sin embargo, muchos creadores de sitios web vincularán a la perfección su tienda en línea con el remitente directo, lo que significa que cuando se envía un pedido, se notifica automáticamente al proveedor, de modo que el producto puede enviarse de inmediato.

¿Cuáles son algunas de las ventajas de comprar al por mayor?

En primer lugar, casi todos los productos que compre serán más baratos a través de un mayorista. Es decir, el precio por unidad va a ser más barato. Por lo tanto, puede aumentar sus márgenes de ganancia y, con suerte, dirigir un negocio más exitoso.

Además, está comprando a un mayorista de stocks que ya compró estos productos a un fabricante. Por lo tanto, saben que estos productos tienen un historial comprobado y es probable que tengan éxito cuando se vendan a los consumidores. Tienes la oportunidad de minimizar tu propio riesgo en ese sentido.

Finalmente, la venta al por mayor generalmente le permite tener más control sobre todo el proceso. Desde agregar etiquetas de envío hasta calificar sus paquetes, e incluso ver sus productos antes de que se envíen a los clientes. La cantidad de control es más frecuente cuando se trabaja con un mayorista.

¿Cuáles son algunas de las desventajas de comprar al por mayor?

El principal inconveniente de comprar a un mayorista es que casi siempre tiene que comprar en grandes cantidades. Debido a esto, necesita encontrar un lugar para almacenar este gran lote de inventario. Además, tiene que gastar dinero en empaques, más empleados, gastos de envío y todo lo demás que entra en el proceso de almacenamiento y envío. Aunque usted obtiene más márgenes de ganancias, hay varios costos adicionales que vienen con el almacenamiento y envío de sus propios productos.

Por último, existe una cierta cantidad de riesgo que implica la compra al por mayor. Aunque usted asume que al mayorista le gustan estos productos y sabe que se venden bien, se le obliga a comprar grandes cantidades del producto. Si, por casualidad, no puede vender todos los artículos que compró, su compañía se queda estancada por ese costo.

¿Cuáles son las ventajas del envío directo?

El envío directo es un concepto algo más nuevo que tiene bastantes beneficios, especialmente para las pequeñas empresas. En primer lugar, la inversión inicial podría potencialmente ser casi nada. Lo más probable es que construya un sitio web y gaste algo de dinero y tiempo para configurar toda la operación, pero no tiene que pagar por un gran lote de artículos al por mayor.

Además, no hay ningún costo relacionado con el inventario, el envío, el embalaje y el almacenamiento sin vender.

Un beneficio final es que los negocios minoristas establecidos pueden probar las aguas del comercio electrónico mientras siguen ejecutando su negocio principal también.

¿Cuáles son los contras de envío de la gota?

La razón principal por la que puede ver algunos problemas con el envío directo es que pierde el control sobre todo el proceso de ventas. Sí, completa la venta real en su sitio web, pero ahí es donde termina la mayoría de su control. Su remitente directo es el que almacena el producto y lo empaqueta para enviarlo al cliente. Entonces, si el remitente directo no envía el producto a tiempo, usted es el que tiene que soportar la peor parte.

También encontrará que es más difícil marcar su empaque y los productos dentro de ese empaque. Afortunadamente, la mayoría de los remitentes directos le permitirán ver muestras de los productos reales antes de enviarlos a sus clientes. Sin embargo, las tiendas de comercio electrónico con miles de productos no probarán cada uno de ellos, lo que supone una inversión arriesgada cuando algunos de los artículos pueden no ser de la más alta calidad.

La última desventaja del envío de la gota implica márgenes de beneficio. Dado que los proveedores envían productos a sus clientes individualmente, no se acerque ni remotamente a los márgenes que tendría con la venta al por mayor. Afortunadamente, puede ahorrar algo de dinero al no pagar por las instalaciones de envío y almacenamiento. Sin embargo, encontrará que sus ganancias a menudo son muy escasas o que tiene que subir los precios para que sea difícil competir con tiendas de comercio electrónico más grandes con productos similares.

¿Cuál es la diferencia entre la venta al por mayor y la realización personal?

La autocumplimiento es a menudo un término con el que puede tropezar cuando construye una tienda en línea. En realidad, no tiene ninguna relación con la venta al por mayor, sino que es lo que usted haría como comerciante después de comprarle a un mayorista. De hecho, es todo lo contrario al envío directo (como se mencionó en la sección anterior), donde compra todo su inventario a un mayorista, luego completa todo el trabajo de cumplimiento con su propio tiempo, dinero y recursos.

Cumplimiento, en sí mismo, es el proceso de llevar un producto después de una venta y llevarlo a la puerta de su cliente. Por lo tanto, esto implica envolver, empaquetar, insertar un recibo, almacenarlo antes de la venta, enviarlo y proporcionar algún tipo de número de seguimiento. La realización personal significa que su empresa ha realizado todos estos pasos por sí misma. El mayorista todavía está en la ecuación, ya que les compraste tu inventario.

¿Cuál es la diferencia entre la venta al por mayor y el cumplimiento de 3rd-party?

Una vez más, mayorista y cumplimiento se separan en el proceso de venta. Si tuviera que optar por el cumplimiento de terceros, todavía hay una buena posibilidad de que compre todos esos productos a un mayorista.

Una mejor pregunta sería cuál es la diferencia entre la realización de terceros y la realización personal. En nuestra definición de autorrealización, hablamos sobre cómo se maneja internamente todo el proceso de empaque, almacenamiento y entrega. El cumplimiento de terceros es donde se asociaría con una empresa de logística para manejar cosas como el almacenamiento y el envío. Cumplimiento de terceros se está volviendo cada vez más popular debido a lo costoso y difícil que es enviar productos usted mismo.

Beneficia a su empresa al liberar tiempo para otras cosas como diseño web y marketing. Por supuesto, usted tiene que pagar a otra compañía para completar este cumplimiento por usted. Además, podría terminar comprometiendo la calidad de su empaque o la cantidad de tiempo que lleva enviar esos artículos a sus clientes.

En general, muchas empresas consideran que la autocumplimiento es su mejor opción. La realización de terceros también es una solución viable, especialmente para las tiendas en línea que crean sus propios productos. De esta manera, puede concentrarse en el desarrollo de productos y luego enviar todos esos artículos a una compañía de cumplimiento para que se encargue del resto.

Mayoristas y minoristas al por mayor

Supongamos un experimento de laboratorio. Como todo experimento de laboratorio vamos a tomar un pequeño muestreo y vamos a acotarlo a una situación ideal (que no deseable), en la que todo se reducirá a situaciones simples quitando de la ecuación todo tipo de interferencias. Además voy a poner situaciones extremas. Es decir, algo que no vale absolutamente para nada pero que puede resultar curioso jejeje.

Tenemos 2 fabricantes (o mayoristas). Cada uno de ellos vende a 10 minoristas distintos. Y cada minorista a 10 consumidores finales. En el experimento vamos a suponer que son marcas que se excluyen en el canal, es decir, donde se vende A no entra B. Algo así como Coca-cola y Pepsi.

Total:

  • 2 fabricantes
  • 20 minoristas
  • 200 consumidores finales

Empieza la guerra.

El fabricante A decide vender a cliente final a precios inferiores a los que vende su propio canal de distribuidores (seguramente en canal online propio).
El fabricante B decide seguir vendiendo al canal y olvidarse del consumidor final.

Los consumidores de A deciden comprar por precio y dejan de ir al canal haciéndolo directamente al fabricante (seguramente a través de su tienda online oficial).

El canal de A se cabrea y dejan de comprar a ese fabricante haciéndose clientes de la marca B .

Ahora en lugar de 10 distribuidores para cada marca nos encontramos con 20 distribuidores de B y una tienda online de A como canal exclusivo de venta de dicha marca.

¿Qué pasa con los consumidores?

Los de A ahora encuentran el producto más barato, pero seguramente con menos cercanía con el vendedor de la que sentían cuando compraban en la tienda. Si esto no es un problema y su necesidad era el precio estarán contentos, pero si no es así el fabricante de A tendrá un problema y deberá buscar una solución.

Los de B ahora encuentran el producto en más tiendas, pero ven que el producto A está más barato por internet.

Supongamos que los consumidores son fieles a las marcas.

Los de A seguirán comprando su marca, pero por internet, y los de B en tiendas físicas. Por tanto los fabricantes de A y B siguen vendiendo igual. Pero A en lugar de hacerlo a 10 minoristas lo hace a 100 consumidores, lo cual le obliga cambiar su política comercial, de atención al cliente y de distribución. Ya no vende cajas a tiendas con las que tiene trato continuo si no a compradores finales que están en sus casas. Ya no tiene comerciales si no asistentes telefónicos o de chat online.

¿Y B? Aparentemente sigue igual aunque en lugar de vender a 10 minoristas lo hará a 20. Reducirá el valor medio del pedido pero incrementará clientes. A lo mejor no es un cambio tan grande como para crecer estructura pero tendrá más trabajo para ganar lo mismo. Además las tiendas tendrán que repartirse los consumidores y ya no tocan a 10 por tienda si no a 5 por lo que venderán menos cada uno.

— matices — recordemos que es un experimento teórico, exagerado y en el que nada de esto será lo que ocurra en la realidad. Del blanco al negro hay muchos grises.

Pero ahora resulta que el fabricante de A se da cuenta de que sus costes en su nuevo modelo de negocio se han disparado, y ya no puede soportar los mismos precios de venta a los que ha estado vendiendo. No tiene más remedio que incrementar precios.

Pero B tuvo que bajarlos porque el mercado le decía que no podía haber tanta diferencia entre A y B. Así que entre la bajada de B y la subida de A todo se nivela a un PVP medio inferior al de los cambios iniciales de estrategia de A.

Los consumidores de ambas marcas tan contentos, las dos son más baratas. Una se sigue vendiendo en tiendas físicas y la otra por internet. Los dos fabricantes ganarán menos si no consiguen optimizar sus nuevos procesos y seguramente tengan que investigar nuevas opciones, canales y productos. Los vendedores que ahora solo venden B se dan cuenta de que ahora pueden volver a tener las dos marcas, pero como son excluyentes algunos volverán a A y otros se quedarán con B.

Total, después de tanto lío surgen tantas posibilidades que no saco nada en claro, solo que no se puede generalizar desde la óptica del vendedor ni del fabricante si no que hay que pensar en global. Además, el minorista no solo vende ese producto si no que vende muchos más.

A lo mejor puede seguir teniendo ese producto, que el fabricante vende online más barato, y bajar el precio para seguir teniendo al cliente de A al que luego venderle otros productos de mayor margen, dándole el “cariño” y las alternativas que le no le puede dar el fabricante.

A lo mejor el fabricante de A termina dándose cuenta que se le complica mucho su estructura y realmente no gana tanto como pensaba y recula su estrategia mandando leads a las tiendas físicas.

A lo mejor el fabricante de B tiene la tentación de replicar la estrategia de su competidor y ya la hemos liado del todo.

A lo mejor cambian las reglas del juego y las marcas dejan de ser excluyentes pudiendo estar las dos en la misma tienda.

A lo mejor el comprador de A no quiere el producto más barato si no la atención al cliente que le daba la tienda física o multimarca.

A lo mejor hay clientes que quieren precio y compran online más barato al fabricante y otros que quieren “cariño” y van al minorista.

Pues imagínate que empezamos a meter “alomejores” y lo complicamos más.

A lo mejor los consumidores no son tan fieles y debido a la primera bajada de precios los de B compran ahora A y el fabricante de A muere de éxito, al tener que atender mal a 200 clientes, y el de B muere de pena al quedarse sin clientes.

A lo mejor el fabricante de A se adapta y gana la partida creciendo y desbancando al canal y al competidor.

A lo mejor el fabricante de A la caga de verdad y todo vuelve a B ganando más minoristas y más consumidores (20 minoristas con 10 consumidores cada uno).

A lo mejor aparecen en el mercado C y D que mejoran la calidad del producto, el precio y la experiencia de compra y la lían parda.

A lo mejor cierran tiendas físicas y el mercado se adapta.

Tantos “alomejores” que vuelvo a la conclusión de que nada es bueno ni malo por si solo, si no que se producen constantes cambios que nos obligan a no quedarnos dormidos y a estar en constante análisis de las situaciones y replanteando constantemente nuestro ayer, nuestro hoy y nuestro mañana como empresas que damos servicio al consumidor final.

Recuerdo que en Fundesem, cuando estudié el MBA, hacíamos experimentos similares y llegué a la misma teoría. El mundo en general y la empresa en particular solo tienen una cosa que es constante, y es el cambio permanente. Además el éxito de una marca es cíclico y hoy puede estar arriba y mañana olvidada.

No forcemos a los demás a que hagan o deshagan sus estrategias. Adaptemos las nuestras a nuestra visión y a los cambios constantes del mercado y de todos los actores que están en este teatro.

Miremos por los intereses de nuestros compradores, que son los que realmente interesan. Aportemos valor y consigamos fidelidad. Solo así perduraremos.

Los dinosaurios no se extinguieron por ser grandes, ni por ser pequeños, si no por no adaptarse al cambio. Es más, no solo se extinguieron dinosaurios si no que les acompañaron otras muchas especies que tampoco se adaptaron.

Estrategia, visión, adaptación, creación de valor, fidelidad de los clientes y mucho análisis constante.

Comercio mayorista vs minorista

La diferencia entre comercio mayorista y minorista es principalmente una: mientras el mayorista adquiere productos a fabricantes y otros mayoristas para distribuirlos a su vez a otros mayoristas, intermediarios, minoristas e incluso a fabricantes; el minorista se dirige únicamente al consumidor final. Es decir, representa el último eslabón de la cadena de distribución.

Así, mientras en el comercio mayorista priman las grandes cantidades de producto (ya que se emplean para abastecer a otras empresas), en el minorista prevalecen las pequeñas cantidades. El hecho de adquirir grandes cantidades directamente a los distribuidores permite a los mayoristas acceder a descuentos que ofrecen los distribuidores si se compra un mínimo de artículos. Los minoristas, por su parte, consiguen su beneficio buscando productos que coincidan con sus objetivos de negocio y eligiendo a los proveedores con los precios más competitivos.

Teniendo en cuenta que el comercio mayorista se basa en comprar y almacenar mercancía en grandes cantidades para después venderla en lotes a otros grupos de profesionales (pero nunca a los consumidores finales), podemos destacar dos factores que influyen en su estructura:

  • No son fabricantes, sino terceros que se ocupan de comercializar sus productos tras comprarlos a un precio muy inferior al de mercado. Esto conlleva una ventaja económica, que se consigue al producirse la transacción en condiciones de grandes volúmenes de mercancía. Aunque en el caso del sector primario (agricultura, ganadería y pesca), pueden ser los propios productores quienes hagan la función de mayoristas, vendiendo sus bienes a los distribuidores e intermediarios.
  • No se vende al consumidor final, sino a un intermediario, que será el encargado de distribuir el producto a los comercios quienes, a su vez, lo pondrán a disposición del cliente final.


La presencia del comercio mayorista es un eslabón imprescindible para la economía, ya que ocupan una posición estratégica en los canales de distribución, que consiguen ganar en madurez y potenciar su capilaridad. Sin embargo, presenta algunos inconvenientes:

  • Su intervención en la cadena de distribución hace que aumenten los costes y se encarezcan los bienes, lo que perjudica a los clientes en general.
  • Reducen los niveles de rentabilidad para los fabricantes, que previamente se han visto obligados a disminuir su porción de beneficios para que, cuando los mayoristas carguen su correspondiente margen el producto siga siendo competitivo. De esta manera, se aseguran su continuidad en la cesta de la compra de los usuarios.

Por su parte, el comercio minorista, al constituir el último eslabón de la cadena de distribución, tiene el poder de potenciar, frenar o alterar las acciones de marketing del fabricante o del mayorista e influir en las ventas y resultados finales. Los minoristas compran grandes cantidades a los fabricantes o mayoristas y venden unidades individuales en pequeñas cantidades al público en general, normalmente, en una tienda o local de ventas, aunque también con comercios online. Esta proximidad con los clientes es una de sus principales ventajas, además de la amplia experiencia sobre los gustos y hábitos de los usuarios.

Mayoristas

Los mayoristas son distribuidores que ofrecen y venden artículos a un detallista, quien accede a esos productos a un precio más bajo que si los adquiriere de manera individual.

Directamente del fabricante o incluso de algunos revendedores, los mayoristas compran los bienes y logra enormes rebajas debido a su nivel de cantidad.

El trabajo de los mayoristas

Los mayoristas rara vez intervienen en la fabricación de un producto, se ocupan más bien de su distribución y adquieren los productos a un mejor precio que pagado por un minorista.

En cambio, el minorista toma como referencia el precio que paga al mayor para estimar sus ganancias.

Los mayoristas por lo general se especializan en productos específicos o en una categoría de estos, mientras que otros ofrecen una variedad más amplia, a través de determinados tipos de negocios.

Son diferentes a los distribuidores porque no están vinculados de manera directa con un producto, ni tampoco ofrecen el respaldo o garantía que brindan distribuidores oficiales de marcas, debido a que no trabaja de manera directa con el fabricante y no conoce detalles de los productos que ofrecen; además pueden ofrecer artículos que sean competidores directos entre si, lo que no podría hacer un representante oficial.

Existen empresas que se dedican a ofrecer al por mayor gran variedad de productos en stock, por ejemplo herramientas, maquinarias, artículos de limpieza, componentes eléctricos y muchos más provenientes de liquidaciones, cierres de empresas, excedentes y embargos.

El mayorista ideal

Para comenzar a trabajar con mayoristas puede localizarlos a través de plataformas online especificas para este trabajo, consiguiendo gran cantidad de proveedores de producto al por mayor.

Identifique en primer lugar en qué tipo de artículos desea invertir y solicite al mayorista seleccionado detalles de los productos ofrecidos, considerando que si bien el precio es bajo, es posible lograr mejorarlo si hace compras grandes.

La confianza y seguridad que le brinden los mayoristas es importante, por eso deberá hacer todas las preguntas que tenga como por ejemplo las condiciones de los productos al por mayor y detalles del envío. Incluso puede pedir muestras de los artículos.

Es importante contactar de forma directa con el mayorista y suprimir en lo posible cualquier intermediario porque le permitirá ahorrar mucho más, incluso si solicita distintos productos de los que ofrece, en lugar de una serie masiva de uno en específico, podría acceder a mejores precios.

Importación de productos al por mayor

Importación es el término común que se utiliza para la introducción de productos o servicios cuyo domicilio se encuentra fuera del país en cuestión.

La exportación es lo opuesto de la importación.
El saldo entre importación y exportación resulta ya sea en la “exportación neta” o “importación neta”.

Un importador es un comerciante de venta al por mayor que realiza negocios de importación,
es decir, que compra productos en el extranjero y los introduce en otro país velando por el cumplimiento de la formalidades respectivas, como los trámites aduaneros, para finalmente incorporar estos bienes en el circuito comercial local.

En este ejercicio llegan los productos ya sea directamente al consumidor final, o bien, a otros comerciantes que a su vez venden los productos al comercio minorista o al consumidor final.